Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Una solución a la ruina y endeudamiento de miles de familias que recuperan la ilusión, son las declaraciones de concursos de familia.

Fórmulas legales para volver a empezar

La reducción de ingresos provocada por la crisis económica en España, ha dejado a muchas familias en estado de ruina, imposibilitando el pago de créditos o préstamos hipotecarios. Una situación grave que genera sentimientos angustiosos en los miembros del grupo familiar.

El desconocimiento y la falta de información sobre los beneficios que proponen las declaraciones de concursos para familias, han evitado encontrar una solución eficaz.

Una opción que se refuerza con la actual Ley de Segunda Oportunidad, ejerciendo los derechos todas las personas, familias y autónomos además de las empresas con quitas de hasta el 25% de las deudas.

Deudores desesperanzados que consiguen mejorar su situación económica y familiar, alcanzando convenios concursales para no permanecer endeudados el resto de sus vidas. Una vía legal que posibilita cambios concretos, porque logra importantes objetivos:

  • Paralizar los intereses de la deuda.
  • Suspender las ejecuciones o embargos.
  • Reducir el monto en el 50% en casos de declaraciones de concursos familiar o el 25 % en Segunda Oportunidad.

Procedimientos legales y nuevos emprendimientos

La clave para tener éxito en las presentaciones ante la justicia, se encuentra en los despachos de abogados elegidos. La especialización del profesional que gestiona los trámites procesales, es imprescindible para resolver satisfactoriamente las deudas en los acuerdos, cuando se solicitan declaraciones de concursos.

Los expertos aumentan las posibilidades para solucionar casos de insolvencia y facilitan la oportunidad de nuevos emprendimientos.

Tramitando estas acciones legales se evitan llamadas por impagos, embargos en viviendas o vehículos, ejecuciones por entidades financieras, entre las muchas desventajas de no declararse en concurso.

Diariamente más familias disfrutan de los beneficios de la actual legislación concursal, vigente en todo el territorio.