Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Suspensión o paralización en caso de acuerdo con los acreedores, es la particularidad de las ejecuciones hipotecarias por deudas.

¿Qué sucede en los concursos con las ejecuciones?

La declaración por concurso de acreedores cuando afecta los bienes relacionados con la actividad empresarial o laboral, puede evitar la fase de liquidación. Esta facilidad que brinda la nueva legislación vigente, paraliza la solicitud de embargo y posibilita convenios entre ambas partes del proceso judicial.

Negociaciones que permiten evitar frecuentemente ejecuciones hipotecarias, consiguiendo satisfacer a los acreedores con la presentación de planes o financiaciones viables de deudas.

Procedimientos con características legales que deben cumplir los trámites legales propios, con la transparencia y publicidad exigidas. El objetivo es lograr la venta del inmueble acordando el precio, considerado más justo a la valuación de la propiedad que se ejecuta. La Ley regula procesos ordinarios, estudiando previamente los aspectos relacionados con la hipoteca del deudor y los impagos, sin considerar el motivo.

Legalmente existe un segundo procedimiento que prevé la devolución del capital adeudado, siempre con la seguridad jurídica que brinda la ley para la devolución del capital. Fortalecer el tráfico comercial es la principal finalidad del cobro de créditos.

Ejecuciones y declaraciones concursales de arrendatarios

La Ley de Arrendamientos Urbanos responde a las necesidades de las partes, en caso de ejecuciones hipotecarias. Cuando se decide declarar el concurso de acreedores, las normas actuales no suponen la suspensión o pérdida de vigencia de la relación contractual.

El arrendatario deberá iniciará el juicio de desahucio en base a la Ley, que aplicará el lanzamiento en determinados casos cuando sea necesario. Resueltos los contratos de alquiler de viviendas con promotoras, estas tienen derecho a solicitar el concurso y ejercer sus derechos respecto a las propiedades en construcción.

Los deudores pueden acogerse en estas situaciones a la Ley de Segunda Oportunidad, para volver a comenzar en el ámbito laboral. Solicitar convenios concursales y refinanciaciones de deudas son las opciones legales que pueden presentarse en sede judicial, para obtener fallos favorables reduciendo o eliminando la deuda existente.

Ejecuciones hipotecarias que encuentran soluciones eficaces en los convenios o declaraciones concursales, planteados por los abogados ante la justicia. Un letrado experto favorecerá las propuestas para alcanzar convenios o solicitar el concurso de acreedores, así como el acogimiento a la Ley de Segunda Oportunidad que exonera la deuda.

Gestiones que deben pactarse durante los plazos legales establecidos, para alcanzar soluciones y volver a empezar.