Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Familias con dificultades económicas intentan refinanciar sus deudas o negociar los pagos sin éxito, hasta que descubren las ventajas del Concurso de Acreedores familiar.

concurso de acreedores familiar

¿Cómo acogerse a los beneficios concursales?

La solicitud de este derecho presenta peculiaridades comunes en las familias que se acogen a la Ley Concursal, entre las más relevantes se encuentran:

  • Deudores que buscan acuerdos: negociar una disminución o rebaja del monto a pagar, alcanzando un convenio entre deudores y acreedores para satisfacer las obligaciones de dinero es una acción procesal, que identifica a las familias en estas condiciones. Negociar es la opción más recomendada por los abogados, porque se consiguen quitas del 50% en convenios y plazos sin intereses de 5 años. Una similitud en el Concurso de Acreedores familiar especialmente cuando existen deudas hipotecarias con bancos, entidades financieras y cajas.
  • Abogados que negocian reducciones de deudas: cuando se presenta una deuda con una determinada masa de acreedores, se requiere la intervención de los letrados con experiencia. La capacidad de llegar a un acuerdo depende en gran medida de la habilidad del abogado y la mediación del administrador concursal que designa el juez de la causa.

Un acuerdo no necesita la aprobación de todos los acreedores, sino la mayoría y los demás se someten al convenio concursal.

¿Qué clase de acreedores aceptan el convenio con facilidad?

En el ámbito judicial donde se dirimen estos procesos los bancos y cajas de ahorros, no suelen negociar rápidamente para satisfacer sus cuentas. El Concurso de Acreedores familiar dispone de mayor aceptación entre las entidades financieras, aceptando el 50% de la reducción o quita del total adeudado para cobrar antes.

Formalizar el convenio es más sencillo con las financieras, también las cajas y bancos, quienes se encuentran en muchos casos en la obligación de aceptar las propuestas anticipadas, acordando estos porcentajes por dichas financieras en deudas no hipotecarias especialmente.

El concurso aprobado por financieras puede tardar pocos meses en concluir, cuando tramitan estas actuaciones los abogados con experiencia.

Las estructuras de los bancos demoran más tiempo en adherirse a las propuestas presentadas por los deudores y pueden ser más lentas en sus tramitaciones procesales.

¿Quiénes gestionan la viabilidad del concurso?

Los abogados son las personas idóneas para llevar a cabo los actos legales que se presentan en los juzgados y son reconocidos, porque tienen la capacidad para convencer a los afectados por el Concurso de Acreedores familiar.

La presentación de un plan de pagos y otro de viabilidad económica, permiten una negociación rápida que beneficia a ambas partes especialmente al deudor con el 50% de quita.

Esta solución para muchas familias significa resolver su grave estado de insolvencia y ruina, dejando de lado la incertidumbre que genera en sus miembros.

Ventajas importantes de la declaración de concurso

  • Los pagos se suspenden excepto en caso de hipotecas.
  • Cesa el acoso telefónico de los acreedores.
  • No acogerse implica la liquidación de bienes y patrimonios del deudor.
  • Los intereses se paralizan para hacer frente al pago del capital.
  • Los acuerdos de Concurso de Acreedores familiar son aceptados por la mayoría de las demandantes, quienes estiman la recuperación de su capital por este medio legal.

Salir de la situación asfixiante que viven miles de familias españolas depende de esta alternativa al alcanzar un convenio, gracias a la declaración judicial del concurso. Un plazo de 5 años sin el cobro de los intereses, es una oferta irrenunciable para el grupo familiar, antes de llegar a la liquidación.

Actualmente existen muchos casos donde se posibilita el pago de la hipoteca, favoreciendo la vivienda con esta importante reducción sin  el resto de tarjetas, créditos y otros préstamos.