Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Españoles perseguidos por 100 fondos buitres

Deudas vendidas por las empresas, intereses excesivos y acosos telefónicos por impagos, son algunas de las consecuencias que impone negociar con fondos buitre.

Metodología de cobro y soluciones

En España los deudores son perseguidos actualmente por más de 100 empresas, que adquirieron de los bancos deudas de personas insolventes. La comercialización de estos pasivos alcanza descuentos de más del 90% por la venta en lote de deudas, sin ofrecer previamente estas rebajas a los deudores.

Bancos y entidades asfixian con estas ventas y obligan a negociar con fondos buitres, quienes contratan empresas dedicadas al recobro que utilizan métodos persuasivos para exigir los pagos.

Clientes desesperados consultan en los despachos jurídicos para evitar la ruina total de empresas, familias o emprendimientos. Una pesadilla difícil de sobrellevar, especialmente cuando ya han firmado el acuerdo en la justicia y se han declarado en concurso de acreedores.

Reclamaciones del 100% de la deuda persiguen a muchos deudores españoles, quienes no deben acceder a esta forma de cobro, sino acudir a la justicia para solicitar los beneficios de la Ley Concursal.

En la actualidad, la legislación brinda posibilidades para salir de la insolvencia con importantes márgenes en las quitas, suspensión de intereses, plazos de 5 años para pagar, paralización de embargos, etc.

Acuerdos con acreedores para evitar fondos buitres

Perseguidos, atormentados y con miedo los deudores que desconocen las ventajas de acogerse a la Segunda Oportunidad y al concurso de acreedores, intentan negociar con fondos buitres.

Las soluciones que ofrecen los letrados son conseguir quitas del 80% a estos fondos, alcanzar acuerdos o convenios con los acreedores con los siguientes  márgenes:

  • Quitas del 50% en convenios concursales.
  • Quitas hasta del 25% del total con la Ley de Segunda Oportunidad.

El derecho a volver a empezar forma parte de la solución legal, consulte con abogados especializados.