Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Los empresarios que se encuentran en situación de insolvencia, pueden acogerse a la opción que brinda la Ley Segunda Oportunidad.

Concurso de Acreedores como alternativa para emprendedores

Desde enero de 2016 la legislación vigente permite recurrir a esta normativa, con la posibilidad de mediación a través de la justicia. Los datos indican que más del 90% de las empresas procuran evitar sin éxito la liquidación de su patrimonio, mediante el concurso de acreedores. Por su parte, las familias con deudas importantes no solicitan esta opción, ya sea, por desconocimiento o falta de asesoramiento profesional cualificado.

Nuevas vías legales permiten superar estas situaciones extremas y comenzar una actividad empresarial o emprendimiento, facilitando con la Ley Segunda Oportunidad el beneficio de la eximición de deuda.

La mayoría de las familias o pequeños emprendedores que buscan una solución ahora disponen de este derecho, evitando la conocida como “muerte civil” y las listas de morosos. Los particulares, autónomos y personas que antes no podían acceder a los créditos por su situación financiera, porque no contaban con liquidez suficiente para emprender una actividad comercial, desde ahora pueden comenzar un negocio o trabajo propio.

La falta de financiación para quienes buscaban una salida al endeudamiento, convertía en imposible este derecho cuando se caía en situación de insolvencia económica. Las perspectivas de volver al mundo empresarial están más cerca, presentando la solicitud de acogimiento a través del abogado especializado.

¿Qué derechos tiene el deudor?

La Ley del emprendedor responde a las expectativas de las personas sin recursos, que adquirieron deudas durante la crisis y ya pueden solicitar en sede judicial concurso de acreedores. También existen otras actuaciones relacionadas con esta legislación, que facilitan la economía a miles de familias y empresarios.

Ley Segunda Oportunidad que abre las puertas al análisis de un plan específico de acuerdo entre el deudor y los acreedores para realizar pagos en cuotas o llegar a una financiación conveniente para ambas partes.

Reincorporarse como autónomo, particular o empresario al mercado laboral es posible con esta Ley, que propone facilidades para alcanzar importantes beneficios y volver a empezar.

Un derecho indispensable para recuperarse económicamente y resolver con éxito la vida laboral, iniciando desde cero el emprendimiento. Consultando con los letrados se analizan las mejores soluciones en cada caso particular, para solicitar legalmente este beneficio.

No espere más para salir de las deudas y morosidad, aumentando sus opciones con esta oportunidad que brinda la Ley.