Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Numerosas familias en situación de insolvencia buscan salida en el concurso de acreedores, para no pagar el doble ni quedarse sin recursos.

Principales razones del aumento de deuda

En la actualidad el desconocimiento de las ventajas concursales que establece la Ley, provoca que solamente el 2% de familias soliciten en los juzgados este beneficio. Un medio legal para evitar perder bienes, alcanzando el convenio con la intervención de abogados y mediadores concursales.

Un ejemplo significativo de pagar el doble del crédito pactado inicialmente con las entidades bancarias o financieras, es el siguiente en deudas iniciales de 30.000 euros:

  • Sin declaración de concurso de acreedores pueden pagar 90.000 euros durante 15 o 20 años.
  • Con beneficios y acogimiento al concurso serían 15.000 euros hasta en 5 años.

¿Qué consecuencias implica no solicitar el concurso?

El incumplimiento de las deudas afecta a las familias, hasta convertirse en una verdadera pesadilla para todos los miembros y en ocasiones se mantiene toda la vida, cuando no se interponen acciones. El grupo familiar se expone a las siguientes situaciones, cuando no se beneficia del concurso:

  • Primera etapa: acoso por vía telefónica de los bancos incluyendo a todo el entorno, disminuyendo la autoestima del deudor.
  • Segunda etapa: la falta de cumplimiento después de unos meses, impulsa el envió de expedientes a los departamentos legales, que cobrarán elevados intereses además de gastos legales.
  • Tercera etapa: demandas judiciales, embargos y ejecuciones por la totalidad del capital, exigiendo pagar el doble del importe inicial. Deudas vendidas a fondos buitres que mantienen el acoso por varios años.

Beneficios y derechos del concurso

La solicitud en los juzgados inicia el proceso concursal suspendiendo los intereses, llamadas telefónicas, embargos y gastos judiciales. Las familias tienen la oportunidad de pagar durante 5 años, firmando un convenio con los acreedores en la justicia, posibilitando la eliminación de las listas del “Asnef”.

Pagar el doble se puede evitar en un importe de 30.000 euros se aplican quitas del 50%, quedando en 15.000 euros a cancelar en 5 años, una diferencia que se aprecia en la petición o no del concurso:

  • Cuando no se solicita la declaración concursal la cifra aumenta hasta 90.000 euros, además de los embargos, hipotecas del inmueble familiar, llamadas por recobro, etc.
  • Cuando se presenta la solicitud la deuda se reduce en la mitad o más, llegando a 15.000 euros que se pagan sin intereses ni ejecuciones, en el lapso de 5 años.

    Intereses Abusivos