Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Salarios o pensiones afectados por diversos tipos de deudas, son las causas más comunes que llevan al embargo de nómina.

Ventajas legales para los deudores

El descuento que se produce en la cantidad mensual recibida por el trabajo o condición de jubilación, implica un grave problema para miles de personas con deudas. Acreedores que acosan telefónicamente solicitando el cobro de los importes adeudados, son parte importante de las presentaciones ante los tribunales.

Actualmente las normas prevén una Segunda Oportunidad para recuperarse del embargo de nómina, solicitando judicialmente el concurso de acreedores. La negociación con los acreedores aumenta las posibilidades de acuerdos, presentando propuestas viables para alcanzar acuerdos de pagos mensuales.

La Ley permite acordar la suspensión de este tipo de embargos, durante el tiempo que dura la negociación entre las partes que se llevará a cabo ante la justicia, con la intervención de mediadores concursales.

Acuerdos para evitar la liquidación interponiendo estos recursos, que afectan sustancialmente los sueldos y pensiones de muchas personas condicionando su vida diaria.

Quitas, reducciones o cancelaciones de deudas, son algunos de los posibles acuerdos que se pueden alcanzar solicitando liberación o exoneración, para volver a empezar en la actividad laboral.

¿Cómo evitar el embargo de nómina?

Embargo de nómina que desaparece cuando se recurre al concurso de acreedores, Ley de Emprendedores o Segunda Oportunidad.

Las reglas de cuantificación excluyen el salario mínimo, que se computa legalmente antes de deducirse el importe total a pagar.

Resolver las dudas consultando con los abogados competentes en la materia, es la mejor solución para acogerse a los beneficios de estas normas. Una respuesta eficaz al problema de muchas personas, que tienen dificultades para sobrevivir por las deducciones en sus nóminas, debido a deudas que no pueden pagar.

Leyes concursales que resuelven estas disminuciones de activos, ofreciendo una nueva opción para comenzar.