Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Familias, autónomos o empresas destruidas por las deudas y dificultades económicas, encuentran solución en la justicia para recuperar una Segunda Oportunidad.

¿Cuáles son las posibilidades del deudor actualmente?

El derecho a empezar económicamente liberándose de antiguas deudas es posible, desde la publicación en el BOE del “Real Decreto-Ley 1/2015, de 27 de febrero, sobre el nuevo mecanismo de Segunda Oportunidad. Esta norma modifica la Ley Concursal, permitiendo a los deudores llegar a un acuerdo en sede judicial con sus acreedores.

Un convenio que implica contar con ingresos mínimos, para evitar la liquidación de los bienes o patrimonio de la sociedad. Requisitos necesarios que buscan satisfacer las deudas con importantes rebajas o quitas, entre el 50% en caso de concurso de acreedores y el 25% al recuperar una Segunda Oportunidad con la nueva Ley.

El aplazamiento de intereses está contemplado, así como la paralización de ejecuciones hipotecarias y embargos de nóminas, vehículos o sueldos.

El problema de muchas familias carentes de recursos, que hasta ahora cobraban la “ayuda social” con un importe de 420 euros, no posibilitaba el acogimiento al concurso de acreedores por su grave situación económica. Una condena por vida debido a las deudas asumidas por hipotecas, créditos o préstamos bancarios.

Nuevas ventajas para deudores insolventes

Exclusión social ante la cual los abogados no recomendaban solicitar en muchos casos el convenio concursal, porque no se contaban con ingresos suficientes para los pagos mensuales.

Recuperar una Segunda Oportunidad desde enero de 2016 es una posibilidad, que los letrados exponen a sus clientes por las grandes ventajas del Real Decreto, que cambia de forma radical la situación de los deudores.

Un nuevo panorama legal permite solicitar la liquidación, así como la reducción total de deuda o la exoneración de la misma. Estos beneficios fomentan la salida del endeudamiento y brindan nuevas opciones, como un nuevo emprendimiento comercial o laboral para muchas personas o familias.

Rehacer la vida en todos los aspectos después de la ruina, requiere ejercer el derecho a recuperar una Segunda Oportunidad sin demandas, embargos, miedos a las llamadas de acreedores y sobretodo sin deudas.

Desde el año en curso emprender es una opción para despojarse de la crisis financiera, olvidarse de la presión de los impagos, desesperanzas y problemas de dinero porque existe una oportunidad única para volver a recuperar la vida, empresa o trabajo desde cero.

Solucione sus deudas consultando las nuevas posibilidades legales, llámeme hoy mismo, sin compromiso al 96 373 55 55.