Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Los reconocidos abogados dedicados al derecho mercantilista  concursal, recomiendan el Concurso de Acreedores como la mejor solución en casos de insolvencia.

Definición y consideraciones importantes

Familias, particulares, autónomos y empresas con dificultades financieras graves que firmaron créditos, hipotecas o prestamos, incapaces de hacer frente al pago de cuotas e intereses, buscan una respuesta eficaz.

Situaciones críticas que viven los deudores, seguidas por distintos acontecimientos que afectan notablemente la vida diaria, como pueden ser:

  • Acoso telefónico por recobro de las entidades acreedoras.
  • Embargos de cuentas bancarias, sueldos y pensiones.
  • Imposibilidad de domiciliación de recibos.
  • Intereses excesivos.
  • Requerimientos de pago por escrito.
  • Cancelaciones de tarjetas de crédito.
  • Entre otros.

Este procedimiento jurídico que tiene que presentarse en plazos legales establecidos, se conoce como Concurso de Acreedores cuando las deudas no pueden ser pagadas en tiempo y forma. Patrimonios afectados que se pueden negociar judicialmente, con las mediaciones legales y la actuación de los abogados o procuradores que intervienen.

Principales ventajas del concurso

  • Suspensión de pagos pactados con anterioridad a la solicitud concursal, beneficiando al deudor con un margen de tiempo para negociar sin presiones.
  • Levantamiento de embargos en vehículos, inmuebles, pensiones y otros activos que no se podían disponer.
  • Paralización de los intereses hasta la resolución o financiación de los pagos no superior a los cinco años, evitando el permanente crecimiento del total de las obligaciones a pagar.
  • Reducciones de deudas en altos porcentajes, con rebajas hasta el 50% o más y sin intereses de acuerdo al convenio concursal, que cuenta con mediador designado por el magistrado.
  • Disminuciones y quitas del 25% en liquidaciones de deudas, que comienzan a pagarse después de la conclusión del concurso de acreedores.
  • Disposición del derecho a los ingresos mínimos para las necesidades básicas de alimentos, vestimenta, seguros, impuestos y otros bienes indispensables para la subsistencia del deudor o su familia, durante el tiempo que se resuelve el proceso.

Beneficios importantes para los concursados, quienes responden a las necesidades durante el proceso y acuerdo entre las partes. Un acuerdo que permite comenzar los pagos a partir del año posterior a la aprobación de la sentencia concursal.

Una vida nueva para miles de afectados por problemas de insolvencia, quienes tienen la oportunidad de recuperarse de la ruina económica. Resolver satisfactoriamente las deudas ante la justicia es la mejor opción, contando con los abogados más capacitados para acordar legalmente las condiciones de pago, adecuadas para la situación del deudor.