Si te gusta, compárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Dificultades económicas afectan la vida de muchas personas, cuando se desconocen las grandes ventajas de la liquidación de deuda familiar.

Leyes y nuevas oportunidades

En España las Cajas fueron rescatadas de los impagos durante los años de crisis, actualmente las leyes se encargan de brindar las herramientas adecuadas, favoreciendo el rescate de muchas familias.

Reaccionar a tiempo y actuar rápidamente resuelve situaciones de endeudamientos graves, solicitando la declaración de concurso de acreedores o liquidación de deuda familiar. Otra opción según el caso particular, es la reciente promulgada Ley de la Segunda Oportunidad, vigente desde principios de 2016 con destacados beneficios.

Los datos y estadísticas revelan que solamente el 2,5% de las familias se acogen a estos derechos concursales, desconociendo las siguientes opciones ventajosas que implican:

  • Alcanzar un acuerdo o convenio con quitas del 50% en concursos de acreedores y del 25% con la Ley de Segunda Oportunidad.
  • Paralizar el embargo de bienes inmuebles, intereses o ejecuciones.
  • Pagar a partir del año de las declaraciones concursales.
  • No abonar intereses exorbitantes.
  • Conseguir la exoneración o liquidación de deuda familiar.
  • Aumentar el tiempo de las mensualidades hasta 5 años.
  • Iniciar emprendimientos comerciales o laborales desde cero.

Convenios con acreedores para comenzar de nuevo

La congelación del capital que se debe, planes de pago sin intereses, posibles embargos y períodos de carencia, responden al rescate de las familias en casos de ruina.

Ventajas del concurso y la nueva Ley que prevén distintas situaciones en sus normas, para remediar la insolvencia mediante la liquidación de deuda familiar.

Asesorándose con los mejores letrados sobre las opciones para volver a emprender, es posible ejercer los derechos y acogerse a las diversas alternativas que propone la Ley.

Un mensaje de esperanza para iniciar las actuaciones procesales con optimismo, siempre contando con la experiencia de excelentes abogados y procuradores.